¡Hola!

¿Cómo lleváis este mes de Julio? ¿Ya estáis de vacaciones? ¿Qué planes tenéis? Por aquí estamos a tope con las bodas de este caluroso mes y con la mente puesta en las bodas de Agosto y Septiembre, que son muchas y muy esperadas ¡Qué ganas tenemos! Hoy os traemos un post lleno de tul, para todas las futuras novias que estén empezando a preparar su día soñado y estén perdidas a la hora de encontrar su vestido ideal.

Hoy os vamos a hablar de los vestido de tul ¿Existen vestidos más bonitos que los de tul? Sin duda, son de lo más románticos ¡A nosotros nos encantan! El origen de este material se remonta al S.XIII y su nombre proviene de la ciudad francesa de Tulle, donde se fabricó por primera vez de manera artesanal a través de la técnica de bolillos. Hay diferentes tipos de tul pero en cualquiera de sus modalidades se trata de una tela ligera, transparente, de textura áspera o suave, con aspecto de malla, y es ideal para crear diseños muy románticos. Sobre todo vestidos vaporosos que nos transportan a los increíbles cuentos de princesa o faldas con tules de bailarina con volúmenes espectaculares.

Un vestido de tul para la novia, es un vestido soñado por toda novia que. le guste lo romántico, no hay nada como vestir un vestido así, para sentirnos la verdadera protagonista de un día tan especial. No hace falta que sea vestido, también lo puedes llevar en dos piezas, (las maxi falda de bailarina nos encantan) o en detalles como sobre faldas desmontables, capas, velos, lazos… Sin duda elijas la opción que elijas, no dejarás a nadie indiferente con la decisión. El tul siempre es una buena opción, no lo dudes y pruébate alguno en este fantástico tejido, no te defraudará. Nos vemos en el próximo post con más novedades.

¡Un saludo!

Compártelo en las redes:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+