Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Aceptar política

Requisitos para casarse por la Iglesia Católica (II): los testigos


Uno de los requisitos para casarse por la Iglesia Católica es presentar a dos testigos, pero estos no pueden ser familiares cercanos de los novios. Deberán ser personas mayores de edad, que conozcan bien a los contrayentes, normalmente amigos íntimos o familiares con un grado de consanguinidad lejana.

Los testigos, uno por cada contrayente, deberán presentar su DNI, pasaporte o tarjeta de residencia y deberán aportar su testimonio que confirmará que ninguno de los novios se ha casado anteriormente, y que no conoce impedimento para que contraiga matrimonio, además de expresar que conocen que se presentan al casamiento de forma libre.

A diferencia de la boda civil, los testigos del día de la boda no tienen porqué ser los mismos que iniciaron el expediente, pero lo normal es que formen parte de las personas que firmarán como testigos tras el enlace matrimonial, aunque podrán firmar más personas como testigos.

Durante un plazo no inferior a tres semanas se expondrán las amonestaciones en el tablón de anuncios de la parroquia a la que se pertenece por razón de residencia.

Compártelo en las redes:
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

Comentarios


Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies