La llegada de la primavera y del buen tiempo trae aparejada la celebración de multitud de eventos familiares como bodas, comuniones o bautizos. Sin embargo, en el caso de las comuniones, su fecha está reservada en un periodo de tiempo determinado, más en concreto en los fines de semana del mes de mayo. 

Es por ello que la organización de la comunión es un aspecto principal de la celebración, ya que hay que buscar un lugar adecuado en una fecha muy concreta. Pero ¿alguna vez te has preguntado por qué se celebran en mayo todas las comuniones y no se distribuyen a lo largo del año? La explicación es sencilla: mayo es el mes por antonomasia dedicado a las flores y a la Virgen María.

Además, a ello se une que todas las comuniones deben realizarse antes de la gran fiesta de la Iglesia Católica, el Corpus Christi. En 2013, este día es el 30 de mayo, jueves, por lo que se acorta aún más el tiempo disponible para celebrar la primera comunión. Si aún no has decidido el lugar donde celebrarlo, pregúntanos sin compromiso y te daremos el mejor precio para llevar a cabo el convite de tus invitados.

Compártelo en las redes:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+