En un año en el que se han anunciado por activa y por pasiva las profecías de los mayas acerca del próximo final del mundo (supuesto, esperemos), el pasado 12-12-2012 se produjo un curioso repunte en el número de bodas que se contrajeron en todo el planeta.

Algunos datos así lo demuestran: en EEUU, por ejemplo, el mismo día del año pasado hubo 1400 enlaces matrimoniales, mientras que en este la cifra ha aumentado hasta las 7500. En China, además, el 12-12-12 estaba considerado como un día de buena suerte según los oráculos chinos del Feng Shui, y las bodas prácticamente se multiplicaron por cuatro.

Sea casualidad o no, lo cierto es que no se volverá a poder disfrutar de algo similar hasta dentro de 89 años cuando se produzca el 1-1-2101. Quizás para entonces, y siendo muy optimistas, alguno de estos enlaces matrimoniales celebran sus bodas de platino o de diamante.

 

 

 

Compártelo en las redes:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+