Esta página utiliza cookies para mejorar su navegabilidad, si continúa estara aceptando la política de cookies.

Aceptar política

Alianzas para toda la vida


Clásicas, vintage, modernas… de oro amarillo, blanco, bicolores o incluso de titanio. Las alianzas de boda son el elemento que mayor expectación causa, después del vestido de la novia. Hoy os presentamos algunas propuestas románticas, con mucha personalidad y diseños únicos. Elegid bien porque las alianzas son para toda la vida.

3

1

Hay una alianza para cada pareja. Los más clásicos optan por el oro amarillo o la combinación con oro blanco. Lisas o sencillas o con algún relieve fino, estas alianzas son siempre un acierto porque nunca pasan de moda.

tradicional

vintage

sencilla

5

Las alianzas de estilo vintage están de máxima actualidad. Grabadas, decoradas con piedras preciosas o semi preciosas, en oro blanco, amarillo o incluso rosado, estas alianzas son piezas únicas y muy románticas que representan un sueño hecho realidad.

vintage6

vintage5

vintage4

Otra opción que gana adeptos entre las parejas de novios son las alianzas que llevan grabadas las huellas dactilares; la huella de ella en la alianza de él y la huella de él en la alianza de ella. ¿Hay algo más romántico que sentir en todo momento el roce de la piel del ser amado?

huella

huella5

huella4

huella3

Para las parejas menos convencionales existen las alianzas realizas en otros materiales como el acero, la fibra de carbono, el titanio o, incluso, la plata.

acero

titaniofibra carbono

titanio2

oro rosa

Y no nos olvidemos de las alianzas para los novios. No siempre es fácil que a los hombres les gusten los modelos masculinos que acompañan a las alianzas femeninas. Por eso, los hombres pueden elegir un modelo completamente diferente al de su futura esposa que se adecue más a sus gustos y que se puedan combinar con otros materiales como el cuero o la madera.

hombre6

hombre2

hombre4

hombre

¿Y tú? ¿Has escogido ya tu alianza de matrimonio? ¿Con cuál de estas propuestas te quedas?

 

Fuentes: PInterest